El sector de la salud se está digitalizando a pasos agigantados, por lo que comprender las preferencias y susceptibilidades del consumidor es ahora más importante que nunca. Ahora es el momento en el que las empresas del sector de la salud y la tecnología deben desarrollar estrategias basadas en la monitorización e inteligencia de datos que fomenten la confianza y la credibilidad en las audiencias, y al mismo tiempo, abordar preocupaciones legítimas sobre la privacidad y la gestión de los datos por parte de las compañías.  En nuestro último informe, Tendencias en el sector Health Tech, analizamos cómo marcas y compañías de este sector se pueden relacionar con el consumidor-paciente.

Propósito y confianza

Una de las principales dificultades para lograr el éxito en el sector de la salud es ganarse la confianza del consumidor. Como hemos comprobado en los últimos meses, la salud es el elemento más importante para la vida de las per­sonas y, por ello, no es de extrañar que sea al sector de ‘servicios de la salud’ a quienes los ciudadanos exijan un mayor compromiso con la sociedad. Así, para el 79% de los consumidores españoles, es muy importante que las compañías de servicios de la salud tengan un propósito corporativo, según el estudio realizado por Hotwire en España ‘Marcas con Conciencia Social (ii).

La Generación Z utiliza la tecnología para cuidarse

Según el informe Tendencias en el sector Health Tech, las generaciones más jóvenes creen que la información sobre la salud es más importante que la información financiera (en mayor medida que la generación del baby boom o la generación X). Asimismo, casi la mitad de los jóvenes de la Generación Z (48 %) reconoce comprobar frecuentemente la información sobre su forma física o su estado de salud. Este porcentaje duplica prácticamente la cifra del 25 % que corresponde a los usuarios de mayor edad que reconoce hacer lo mismo.

Educar a los mayores para beneficiarse de la health tech

Aunque son múltiples los beneficios de la health tech en el cuidado de la salud, aún hay sectores de la población para los que es difícil tener acceso a estos servicios. Según señalan diversas investigaciones e informes, las Instituciones Sanitarias y la propia Administración tienen el reto de promover campañas de ayuda y concienciación a los mayores para que se valgan de la tecnología y se beneficien de la health tech.

Demostrar el valor de las apps y wearables de salud

El éxito de las marcas de salud en este campo de la salud digital dependerá de desarrollar estrategias de comunicación eficaces que comprendan los deseos, necesidades y factores motivadores de su audiencia objetivo, junto con un plan que ofrezca implicación y conversión. Aplicaciones para la gestión del ritmo cardiaco durante el deporte o la actividad física han demostrado aportar un valor más allá de la funcionalidad, y han creado auténticas comunidades alrededor de ellas.

La telemedicina ya es una realidad

En los últimos meses, la telemedicina ha experimentado un crecimiento masivo debido a la emergencia sanitaria. Según analistas de Forrester Research, la adopción de servicios de salud digital durante la pandemia, podría haber sobrepasado los mil millones de interacciones virtuales de atención médica el año pasado. Lo que significaría el aumento más grande en el uso de estos servicios en un año. En este sentido, la crisis sanitaria provocada por la COVID19 ha impulsado este modelo de tele asistencia, y una vez probados, parece que los consumidores quieren proveedores médicos que ofrezcan capacidades digitales.  En España, más del 75% de los encuestados quieren que sus centros médicos les ofrezcan más capacidades digitales, según el informe de la Fundación IDIS.

Big Data aplicado a la salud

Con el Big data se abre una nueva era para mejorar la prestación de servicios de salud. Se abren nuevas oportunidades, tanto para el diagnóstico y el tratamiento de multitud de problemas de salud.  Pero también el Big Data despierta en los consumidores-pacientes recelos e inseguridades. No se puede olvidar que los datos obtenidos de la actividad en la Red de los ciudadanos con algunos de los servicios y/o aplicaciones más populares responden a una lógica de negocio basada en los resultados económicos. En el sector de la salud podría tener consecuencias muy graves.

Fiebre por los wearables y fitness tech

El confinamiento y las restricciones de movilidad obligaron a los más deportistas a ingeniárselas para practicar deporte sin salir de casa. Aplicaciones de entrenamientos como Peloton aumentaron sus ventas un 232%, ya que los consumidores recurrieron a sus bicicletas, cintas de correr y aplicaciones durante la pandemia para seguir haciendo ejercicio. Las aplicaciones también registraron descargas récord, incluida la aplicación para correr, Strava y la aplicación de ciclismo, Zwift. Esta app tiene más de 2,5 millones de usuarios registrados e incluso se utilizó para organizar un Tour de Francia virtual en julio. Al mismo tiempo, Strava ha sumado más de 2 millones de usuarios por mes en 2020 y ahora tiene un total de 70 millones.

Pero si 2020 fue el año del auge del fitness tech, el 2021 se presenta como el año de su consolidación. La tendencia es una vuelta al hogar como espacio no solo para la vivienda, también como lugar de trabajo y la práctica de deporte. Los consumidores buscan cada vez soluciones adaptadas a sus necesidades y la tecnología ofrece de una manera nunca vista antes la posibilidad de sumarse a la tendencia del bienestar y el cuidado de la salud.

¿Quieres conocer las tendencias en el sector Health Tech y cómo podemos hacer frente a estos cambios desde el marketing y la comunicación? En este informe hemos analizado las principales tendencias de la mano de algunas de las marcas que lideran el sector. Descárgalo aquí.

 

Share:

Global reach.
Local flavour.