¿Imaginas que una máquina pudiese escribir comunicados de prensa? ¿O que nunca más tuvieses que realizar ese farragoso anuncio de los resultados trimestrales de tu compañía? La inteligencia artificial también cambiará el modo en el que los profesionales del periodismo y la comunicación trabajaremos. Y ese futuro no es tan lejano.

En la actualidad ya hay medios de Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido o Noruega que utilizan la inteligencia artificial para automatizar procesos y generar información, liberando a los periodistas de tiempo para que éstos puedan dedicar su esfuerzo a añadir más valor a los contenidos.

La inteligencia artificial ya está cambiando el trabajo de los profesionales del periodismo y la comunicación casi sin darnos cuenta. Esta fue una de las principales enseñanzas del último #HotwireTalks, espacio de aprendizaje e innovación que cada mes celebra la agencia de comunicación Hotwire en sus oficinas. Juan Carlos F. Galindo, periodista y experto en Comunicación de Innovación y Tecnología junto con a Javier López Tazón, nos contaron de primera mano en qué consiste LEO, un sistema de Inteligencia Artificial para automatizar el trabajo de los profesionales del periodismo en España.

Sí, habéis leído bien, inteligencia artificial aplicada al periodismo. Si eráis de los que pensabais que el sector de la comunicación se iba a librar de la automatización del trabajo, estabais equivocados. En las principales agencias de noticias del mundo la automatización ya ha llegado, aunque en España la agencia EFE se resisten a esta transformación digital.

Javier López Tazón y Juan Carlos F. Galindo

Aunque parezca mentira, una de las primeras experiencias de un medio de comunicación para automatizar la elaboración de informaciones tuvo lugar en China. Dreamwritter, desarrollado por la compañía de videojuegos Tencent, escribió un artículo de negocios de 916 palabras en un minuto.

Pero que nadie se lleve las manos a la cabeza, los robots no destruirán más trabajo en las ya mermadas redacciones de periódicos. Según los desarrolladores de LEO, la automatización de muchas tareas de los periodistas permitirá que éstos se dediquen a “hacer periodismo”, es decir, “consultar a las fuentes, contrastar, investigar…” añade Javier López Tazón. La lógica sería, según Juan Carlos F. Galindo y López Tazón, que los robots se dedicasen a tareas más mecánicas o que no aportan valor diferencial a los medios de comunicación. Así, el periodista se podría dedicar a realizar otras tareas.

Otra de las aplicaciones de los robots en el periodismo y la comunicación es que éstos lleguen donde los redactores no pueden estar, es decir, cubrir diferentes eventos deportivos o crónicas de retransmisiones en directo. La aplicación de los robots y la inteligencia artificial también es trasladable a los departamentos de comunicación. LEO permite la elaboración de materiales para prensa a partir de tan solo palabras clave… ¿Sientes vértigo?

Share: