¿Cómo una joven de tan solo 16 años se ha podido convertir en todo un icono de masas liderando la batalla contra el cambio climático? La historia de Greta Thunberg (Suecia, 2003) podría ser la historia de cualquier adolescente de su edad. De hecho, en la normalidad y naturalidad de su vida hacen de ella un personaje con el que cualquier niña de su edad podría identificarse. Greta forma parte de la Generación Z, la generación del cambio que nos ha pillado a todos, precisamente, con un pie cambiado.

Greta es hija de la globalización, que ha creado un mundo sin barreras. Pero también, un mundo más diverso desde todos los aspectos desde el que lo miremos. No es de extrañar que las nuevas generaciones sean las más diversas de la historia. No solo por su origen, sino también por sus ideas, pensamientos y concepción del mundo.

Esta tendencia es visible en la Generación Z y se acentúa en la Generación Alfa (los niños nacidos a partir del año 2010), según el estudio que ha realizado Hotwire ‘Entendiendo a la Generación Alfa’ y que ha presentado ya su tercera edición. Y es que a pesar de su corta edad, la Generación Alfa tiene ya una opinión acerca de los grandes temas que afectan al mundo.

Por precoz que pueda parecer, la  Generación Alfa ya tiene una opinión acerca de los grandes temas que afectan al mundo. Cuando se les pregunta qué temas son más importantes para ellos, aparecen algunos como: “Mantener a los niños seguros en las escuelas”, “Que todo el mundo tenga suficiente comida”, “Que todo el mundo sea tratado de manera igualitaria independientemente de su origen” y “Cuidar el medio ambiente”.

Precisamente, el medio ambiente se ha convertido en una cuestión clave para esta joven generación, que está mucho más concienciada que sus padres, los Millennials, y los Baby boomers. Hasta el 95% de los niños de la Generación Alfa sitúa “Cuidar el medio ambiente” como uno de los temas de máxima importancia. Esto se encuentra en línea con lo que la Asociación Americana de Psicología ha definido como “ecoansiedad”, el temor causado por observar los impactos aparentemente irreversibles del cambio climático “y preocuparse por el futuro de uno mismo, de los niños y las generaciones futuras”. Pero estos niños tienen claro qué hay que hacer para combatir estos problemas. El 38% de la Generación Alfa cree que es importante reciclar, frente al 22% de los Millennials y Baby Boomers.

generacion z marcas

Desde Hotwire estamos viendo cómo las audiencias más jóvenes –tanto la generación Alfa como la Generación Z–, son grupos sociales con sus propias inquietudes y su visión del mundo. Fenómenos como el de Greta Thunberg se explican solo gracias a una gran masa de jóvenes que sigue de cerca los pasos de la activista. a través de las redes sociales Y no solo eso, sino que también sale a la calle a reivindicar. El estudio ‘Entendiendo a la Generación Alfa’ demuestra que esta tendencia seguirá presente en las generaciones futuras.

Precisamente las nuevas generaciones, los Z y los Alfa, premian lo diferente, lo que no responde a la norma, la diversidad y las diferencias de opiniones –en ocasiones, antagónicas-. Es por este motivo que estas nuevas generaciones son un misterio para las marcas. No solo porque son los nativos digitales, espacio donde han conformado su identidad y se comunican, sino también por su modo de ver el mundo y entenderlo. Pero si hay un factor que predomina en estas nuevas generaciones es que están dispuestas a dar un paso adelante y esperan que el resto, -incluidas las marcas- también lo hagan.

La Generación Z espera que las marcas sean valientes

La Generación Z espera que las marcas sean valientes y es mucho más probable que favorezcan a una marca que adopta una postura sobre algún problema social. Normalizan lo feo y lo imperfecto y premian a las celebrities y marcas que se unen a este modo de entender el mundo. No tienen reparos en seguir a sus marcas favoritas y también rechazarlas si no se ajustan a sus valores.

¿Cómo las marcas pueden llegar a las nuevas generaciones?

Súmate a la diversidad, no a la variedad. Las nuevas generaciones están creciendo en un mundo mucho más diverso, por eso, sus expectativas también son mucho más diversas. Desde el sabor de los helados que prefieren hasta las profesiones que eligen cuando sean adultos. La Generación Alfa y Z son las generaciones de la diversidad. Las marcas necesitan entender que la diversidad no se trata de ofrecer diferentes opciones de un mismo producto. El reto consiste en conocer a tus audiencias y ofrecer aquello que realmente les interesa, ya no vale el todo para todos.

Deja de segmentar a tus audiencias por criterios demográficos. Uno de los retos que surgen a las marcas es que segmentar a tus audiencias siguiendo parámetros de edad o ingresos económicos o sexo ya no tiene validez en un mundo cada vez más globalizado y diverso. Así, cada individuo en un grupo social puede tener una opinión concreta y otro individuo del mismo grupo, la contraria. Hoy en día ya no hay una sola verdad y las distintas audiencias se ven influencias por corrientes muy distintas. Las marcas ya no pueden seguir confiando en la segmentación demográfica tradicional. En cambio, los esfuerzos de los responsables de marketing deberán centrarse en identificar a las audiencias más cercanas a los valores de la marca.

Estar preparados para dar un paso atrás. La igualdad y bienestar son asuntos que no deberían ser motivo de controversia. Sin embargo, esta no es la realidad del mundo en el que vivimos. Las generaciones más jóvenes, como la Generación Alfa o Z tienen una visión del mundo muy diferente a la de los Millenials o Baby boomers. Las marcas que quieran adaptar sus mensajes y comportamiento hacia estas nuevas audiencias, tienen que tener en cuenta que estos nuevos valores y tendencias pueden chocar con los valores de generaciones anteriores. Además, en un mundo hiperconectado, lo cierto es que las marcas no solo tienen que estar alerta de lo que dicen sus consumidores, también los no consumidores, que pueden llegar a tener un efecto de influencia muy grandes. La clave para enfrentarse a estas situaciones es ser capaz de dar un paso atrás y poder ganarse la confianza de los consumidores.

En resumen…

En un mundo cada vez más cambiante, es importante que las marcas conozcan a sus audiencias, sus preocupaciones y percepciones del mundo. Desde Hotwire establecemos nuestras estrategias de comunicación para conectar marcas con sus consumidores conociendo primero a las audiencias. Utilizamos la investigación para conocer cómo las marcas pueden acercarse a las nuevas audiencias utilizando los insights y canales adecuados.

Entendiendo a la Generación Alfa: ¿Qué opinan los padres?

En Hotwire queremos conocer a todas las audiencias para ayudar a las marcas a conectar con sus consumidores. Por eso, año tras año hemos elaborado el estudio ‘Entendiendo a la Generación Alfa’. En la edición anterior preguntamos a los padres de estos pequeños qué opinan sobre el uso que hacen sus hijos de la tecnología y cómo puede beneficiar a sus vidas. Puedes conocer más detalles en este especial.

 

Share: