Según la revista Forbes, un niño que acaba de cumplir 7 años (el 6 de diciembre) es el influencer en Youtube que más dinero ha ganado en el 2018: un total de 22 millones de dólares (19,3 millones de euros). Ryan le saca medio millón de dólares a Jake Paul, su inmediato competidor en el top ten de Youtube de los 12 meses anteriores a junio.

La fiebre por los youtubers entre los más pequeños de la casa no es ajena a la realidad de los niños españoles. Según el estudio ‘Entendiendo a la Generación Alfa’ que hemos realizado Hotwire, un 14% de los padres españoles asegura que sus hijos menores de diez años siguen las recomendaciones de los influencers. En España los canales de los youtubers infantiles ‘Los juguetes de Martina’ o ‘The Crazy Haacks’ superan los dos millones de suscriptores cada uno, mientras que el programa de televisión infantil más visto por los niños españoles, Bob Esponja, no supera los 400.000 telespectadores en el canal de Clan TV. Las marcas ya se han dado cuenta del poder de los nuevos influencers y cada vez dedican mayores presupuestos a acciones de marketing con youtubers infantiles y publicidad en esta red social.

Los días en los que la televisión dictaba los regalos que se recibirían en Navidad forman parte del pasado. Una nueva generación de influencers que no superan los 12 años se han convertido en los nuevos reyes de la inversión publicitaria para marcas de juguetes y productos para el público más joven de los hogares españoles. Y el rey de la inversión publicitaria en el target infantil es Youtube.

14% de los padres españoles aseguran que sus hijos ya están más influenciados por influencers online

Los niños de hoy en día, la llamada Generación Alfa, ya sabe cómo manejar y reproducir vídeos en Youtube antes –incluso– que aprendan a andar. Los días en los que los niños solo veían la televisión han pasado a la historia. Y con este cambio de consumo de los contenidos audiovisuales, ha llegado una revolución en el mundo de la  comunicación y el marketing. De hecho, el 14% de los padres españoles aseguran que sus hijos ya están más influenciados por influencers online como vloggers y youtubers.

Y aunque el reinado de la televisión está en declive, la publicidad sigue gozando todavía de buena salud. Así el 22% de los padres españoles aseguran que los anuncios son lo que más influye a sus hijos. Sin embargo, la publicidad infantil ya no está solo presente en la televisión, la inversión publicitaria de los anunciantes comienza a desviarse a los anuncios pre-roll de Youtube.

Y es que las audiencias que acumulan los youtubers más seguidos en España da vértigo. Solo los 5 canales de youtubers más seguidos en España superan los millones de suscriptores. Esta tendencia se repite a nivel internacional y marca las pautas de inversión de las marcas.

Lo que sí es cierto es que los niños españoles se comunican a través de Internet, pero no utilizan redes sociales más tradicionales como Facebook o Instagram, con lo cual a los padres y educadores les cuesta mucho más hacer un seguimiento de esas comunicaciones. Sin embargo, los niños sí utilizan Youtube como red social para consumir contenidos audiovisuales. Las marcas lo saben y por eso cada vez más están haciendo estrategias y contenidos centrados para este target infantil.

Aunque la publicidad y los influencers comienzan a pautar los gustos de los más pequeños, los amigos siguen manteniendo su poder de influencia a la hora de pedir regalos. Según este estudio, el 42,7% de los padres en España aseguran que las posesiones y comportamientos de los amigos de sus hijos son los que más les influyen. La gran incógnita es saber quién influye a estos niños. ¿Serán los influencers?

Share:

Leave a Reply