La guerra por el talento tech

Atraer al mejor talento tecnológico es uno de los mayores desafíos de las empresas de todos los sectores, pero en especial, de aquellas industrias dedicadas a las tecnologías emergentes. Este era el reto al que se enfrentaba una compañía española líder de ingeniería de software avanzado: atraer al mejor talento a su plantilla de más de 1.200 expertos en tecnologías como cloud, seguridad, datos, Inteligencia Artificial, Metodologías… a través de una estrategia de employer branding, utilizando la comunicación integral.

Para conseguir estos objetivos, era clave la alineación de todos los empleados y construir una marca con la que sentirse identificados y ser capaces de captar el mejor talento tecnológico, es decir, construir una marca empleadora lo suficientemente atractiva para atraer talento y retener el existente.

Desde la misma compañía se impulsó la creación de un grupo de trabajo para la definición del Employee Value Proposition o EVP. Durante 2018 y 2019 se pusieron en marcha Workshops internos con los empleados de la compañía. Este trabajo de investigación contó con más de 22 horas de conversación y más de 100 entrevistas a diferentes departamentos de la empresa. Así, a partir de los workshops con empleados se definió la marca empleadora.

La estrategia

El objetivo principal de esta estrategia era posicionar la marca como la mejor empresa en la que trabajar para los amantes de la tecnología con foco, fundamentalmente, en la atracción de talento externo. Para ello, la estrategia de comunicación debía centrarse en cuatro pilares fundamentales: las personas, la divulgación, las novedades y la cultura.

La estrategia para comunicar los valores de la marca empleadora pasaba por conectar en los espacios y canales donde está este target, es decir, redes sociales y foros abiertos donde comunicar una propuesta de experiencia de empleo única, diferenciadora y creíble que conectase con las aspiraciones del empleado y candidato de hoy y del futuro.

EL TARGET

Esta estrategia de comunicación se dirigía a un perfil de jóvenes entre los 25 y 35 años, los millennials, con un perfil de fácil empleabilidad y que buscan oportunidades de progreso. Quieren trabajar con la tecnología más avanzada e innovadora. Entre sus preferencias, se decantan por un ambiente laboral flexible, programas de mentoring y una cultura laboral abierta donde desarrollar sus ideas, siendo el mundo startup una oferta interesante.

Los resultados

Desde el equipo de comunicación digital de Hotwire se desarrolló una estrategia digital donde la comunicación a través de los canales sociales de la compañía debía trasladar los valores, visión y cultura de la compañía, incidiendo en la propuesta de valor para los empleados. En definitiva, trasladar el relato de la marca en los canales digitales.

En este sentido, las plataformas sociales, el blog y otras herramientas internas están enfocadas a dar visibilidad y a hablar de los empleados con sus logros y con su nombre y apellido, apostando por la autenticidad de cada uno y por las ideas que tienen.

Para conectar con las audiencias, tanto externas como internas, era clave que el tono de la comunicación fuera personal, directo y con un lenguaje moderno y actual. Además, era fundamental que los propios empleados formasen parte de esta estrategia contribuyendo con sus experiencias y contenidos para mostrar la propia cultura corporativa de la organización.

Global reach.
Local flavour.